Rehabilitación +/- gestión de casos

El nuevo Código de Rehabilitación inglés ha puesto el foco en las necesidades de personas que han sufrido lesiones por accidente, y está transformando la manera en que los sectores jurídico, asegurador y de salud trabajan de manera conjunta.

El propósito de la rehabilitación es ayudar a personas con lesiones o discapacidades alcanzar y mantener un nivel funcional óptimo desde un punto de vista físico, sensorial, intelectual, psicológico y social. El proceso para alcanzar este objetivo conlleva varios factores.

La rehabilitación se basa en un modelo de salud cuyo ámbito alcanza a aquellos factores biológicos, psicológicos y sociales que tienen un impacto en el bienestar. Así, un experto en rehabilitación utilizará un modelo de este tipo para crear una combinación de tratamientos e intervenciones proporcionadas por un equipo médico y/o terapéutico con varias especializaciones, tales como fisioterapia, psicología, terapia ocupacional, o logopedia. Esta combinación debe ser proporcionada al paciente por completo, en el momento preciso, y orientado al alcance de los objetivos marcados.

El programa de rehabilitación se adapta a las necesidades únicas de cada individuo. Cuando debe tratar con necesidades físicas, puede incluir tratamiento del dolor, cirugía, fisioterapia, terapia ocupacional para ayudar con tareas diarias, o logopedia y terapia lingüística para ayudar con la comunicación, el entendimiento, la lectura y la escritura. Desde una perspectiva psicológica, puede incluir terapia contra el estrés o la ansiedad, tratamiento relativo al síndrome de estrés postraumático o la depresión, o terapia de comportamiento. Desde un punto de vista social, puede incluir trabajo en red o grupo, o apoyo al empleo.

La gestión de casos comparte con la rehabilitación el mismo propósito, pero usa para ello un rango más amplio de herramientas y tácticas. Es un proceso colaborativo que valora, planea, implementa, coordina, monitoriza y evalúa las opciones y servicios requeridos para satisfacer las necesidades del paciente. El gestor identificará sus objetivos, alentará su implicación en la creación de un plan, y hará el seguimiento de su progreso.

El gestor es generalmente un especialista en salud o apoyo social, con experiencia y un conocimiento detallado de una determinada lesión o enfermedad, así como de la rehabilitación y el desarrollo de programas de intervención.

Un gestor debe tener en cuenta el contexto y la situación actual del individuo, valorando sus habilidades y necesidades, particularmente si pueden llevar a cabo sus tareas diarias. Al mismo tiempo, debe evaluar los cuidados proporcionados por los distintos expertos, revisando los niveles de funcionamiento cognitivo y el avance físico, así como si hay necesidades más específicas, como el uso de tecnología asistencial, o solicitar ayudas sociales o laborales.

Comprender la ciencia de la rehabilitación y su relación con la gestión integral de casos permite a los abogados y aseguradores instruir a los expertos adecuados desde un primer momento, ahorrando tiempo y dinero y asegurándose de que todas las recomendaciones son justas y necesarias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s